Mudarse juntos ¿Fantasía o pesadilla?

     La relación marcha de maravilla, familia, amigos, todo parece indicar que están listos para dar el paso, incluso esto de tener algo de ropa acá y otra allá, luego llevar el cepillo de dientes, traerlo... al parecer es momento de mudarse juntos, definitivamente, pero piénsalo un poco más, lo mejor será repasar algunos detalles que te ofrecemos en este artículo y así tener más claridad sobre si de verdad están listos para vivir juntos. Mudarse sin estar preparados puede resultar en el fin de la relación, lee nuestros consejos y aplícalos antes de decidir.

Mudarse juntos ¿Fantasía o pesadilla?

Alquiler: Como no colocar de primera la mayor ventaja, si pagan alquiler, al mudarse juntos pueden ahorrar una cantidad de dinero valiosa de cara a proyectos juntos. La mayoría de los gastos e impuestos se reducen considerablemente al vivir juntos, de ello no hay duda, por lo que representa la más clara y mayor ventaja.

Diseño/decoración: Aunque parezca una nimiedad, en realidad estamos hablando de un tema muy espinoso, que suele traer profundos problemas que nunca terminan de superarse, ya que al final alguien se impondrá sobre el otro en cuanto al arreglo/diseño del lugar. Por regla general, los colores para el cuarto principal, por ejemplo, siempre tenderán a ser según el gusto de uno de los dos y, por más que se acepte con una sonrisa y un "te amo", en el fondo, queda un sabor amargo, que se acumula.

Mudarse juntos fantasia o pesadilla

Mudarse juntos ¿Fantasía o pesadilla?

Amigos: Mucho cuidado con este tema, una cosa es tener amigos en común, que van y vienen y con quienes salen, a acordar sobre la estadía de los amigos en la casa durante toda una noche, quizás él/ella acostumbren celebrar, tomar unos tragos, en el apartamento de un compañero y luego pretendan hacer lo mismo en el nido de amor y a la pareja no le parezca tan buena idea. Lo mismo aplica, por supuesto, para primos y hermanos "parranderos".

Calor de hogar: Hay que saber diferenciar una casa o apartamento, que existe por existir su estructura física, con un hogar, que existe cuando hay presencia, seres humanos, que lo transforman en un hogar. Cuando una pareja se muda, sí o sí, tienen que empezar a dar calor de su hogar a su nueva vivienda o apartamento y esto solo se logra dedicándole tiempo, si él o ella tienen como costumbre pasar los lunes en la tarde en la cafetería, los sábados en la mañana en la playa con amigos, los martes en la tarde ensayando con la banda, los miércoles reunión religiosa o de la sociedad para salvar los leones marinos, difícilmente podrán concretar la necesidad de construir un verdadero hogar.

Mudarse juntos ventajas y desventajas

Hijos: Uno de los temas más delicados e importantes. Si uno de los dos tiene hijos tienen que evaluar muy, muy cuidadosamente, el momento de mudarse juntos, hablarlo con él/los niños, nunca jamás pretender mudarse y luego ayudar a que se acostumbren, eso trae problemas en el 99% de los casos. Si ninguno de los dos tiene hijos, también deben tratar el tema antes de mudarse, si se comete el error de no hablarlo, es posible que alguno entienda que mudarse es sinónimo de pensar de una vez en traer su primer niño al mundo como pareja, mientras el otro lo interprete como una fase más en la relación, que sigue su ritmo y que mucho después será cuando traten el tema de tener niños. Aclararlo es vital para evitar malentendidos y cuidar la relación.

 

 

No Comments Yet.

Leave a comment