Caso Cangri: Se suman nuevos involucrados tras la confesión del conductor del vehículo

El pasado miércoles, en Uyuni, Bolivia, fue arrestado el conductor de la camioneta en la que se trasladaba Cangri el dia de su muerte. Ahora, el hombre identificado como Narciso Villca Esquivel, alias “Chulo”, ha entregado nuevos datos del caso a los investigadores

La información manejada hasta el momento señalaba que a bordo de la camioneta Toyota 4Runner viajaban cuatro personas: Villca, Cornejo, Leiva y Gundián. Siendo Villca quien los habría abandonado en medio del desierto, en sector de Apacheta. Sin embargo, Villca aseguró ante la Fiscalía Departamental de Potosí que no eran los únicos a bordo del vehículo

De acuerdo a su versión, él se sumó al viaje por medio de un amigo, Áxel Díaz, ambos hombres, en compañía del hermano de Axel, emprendieron el viaje con destino a Bolivia junto a Leiva, Cornejo y Gundián

“Llegamos a San Pedro de Atacama a las 13 horas. Pasamos a cargar combustible en la estación de servicio Copec. Se bajaron a comprar refrescos, comida, galletas y agua. Yo me bajé a comprar una Coca Cola… Gundián dijo que iríamos por una carretera más directa, por el camino Los Tachos, y que llegaríamos a tierra de nadie, pero que al pisar Bolivia no habría problema, porque teníamos el resguardo de la policía boliviana”, inició su relato.

Continuó su versión indicando que juntos mantuvieron una larga charla respecto al tráfico de drogas y armas, y no fue sino hasta llegar a Cuesta del Diablo que los problemas se presentaron

Aseguró que el vehículo se detuvo a petición de Gundían, quien quería orinar, fue entonces que el hermano de Díaz sacó un arma y les dijo a todos en medio de gritos que se bajaran del auto

Cangri se bajó al tiro. Yo quería hacerlo, pero el tipo me puso la pistola en la cabeza y me dijo que me quedara. Cornejo también se bajó y yo pasé al volante. Me apuntó con la pistola en la cabeza. Aceleré, avanzamos y dejamos a los tres chilenos”, afirmó el hombre.

De acuerdo a lo explicado por el hermano de Díaz, debían ir juntos hasta “Villamar o Soniquera”, el plan consistía en llevar la camioneta 4Runner para saldar unas deudas. Sin embargo, cuenta que el plan no fue concretado

Relata que en el camino un neumático se reventó, fue entonces que otra camioneta, una Hilux marca Toyota, hizo contacto con ellos y habrían sido las personas a bordo de la segunda camioneta quienes se llevaron la 4Runner

A partir de allí, Villca y el hermano de Díaz, siguieron caminando al costado de la carretera hasta que al día siguiente el hermano de Díaz subió a un bus rumbo a Uyuni “En ese momento recién me confesó que él era el hermano de Áxel Díaz y que tenían planeado robar el vehículo (4Runner), porque a sus amigos tenían que pagar con eso. Sólo me decían que yo lo arruiné“.

Su relato concluye asegurando que al llegar a Uyuni y reencontrarse nuevamente con el hermano de Díaz, él, con ayuda de otras tres personas, dos bolivianos y uno chileno, comenzaron a torturarlo amenazandolo de matar a toda su familia si se atrevía a hablar

ads

No Comments Yet.

Leave a comment