Caso Nibaldo: Expareja de Francisco Silva reveló datos macabros de su “doble vida”

Tras el siniestro asesinato del profesor Nibaldo, cuyo crimen continúa aún en juicio, Francisco Silva Hales ha sido señalado como uno de los involucrados. Ante esto, su expareja ha decidido hablar con los medios de comunicación para desenmascarar al paramédico de 37 años

La mujer, cuya identidad se mantuvo confidencial, entregó una entrevista a 24 Horas en la que hablo de la vida oculta de Silva, desde abusos de sustancias, violencia intrafamiliar y fetiches sexuales

Confesó que Silva se encontraba lleno de deudas y tenia libre acceso a la compra de los estupefacientes. “Le pregunté y me decía que sí, que estaba consumiendo cocaína. Él comenzó a gastar mucho dinero”, comentó.

Además, afirmó que mientras permanecían como pareja debieron recurrir a un crédito hipotecario. Sin embargo, Silvana prefirió ignorar las cuotas que debian ser pagadas y también comenzó a realizar amenazas en contra de ella

Él me decía que me iba a pasar algo y que él se iba a quedar con la casa, con el departamento. Que era tanto de él como mío (…) era una fijación que tenía con mi propiedad. Me decía que él iba a mandar a otras personas a hacerme daño. Esa vez me pegó combos, me tiró al suelo, me pegó patadas“, recordó durante la entrevista.

Sin embargo, esto apenas sería la punta del iceberg, pues el noticiero de TVN emitió unas imágenes en exclusiva en las que se le observa a Silva de fiesta realizando poses de índole sexual junto a amigos

Además, vale la pena acotar que en el pasado Silva intentó suicidarse, razón por la que debió ser internado durante dos meses, en la oportunidad se le diagnóstico un trastorno de bipolaridad y problemas con el control de su ira

Durante ese periodo, la mujer era aún pareja suya y él mantuvo las agresiones en contra de ella “Me preguntó qué con quién había estado, qué hombre se había revolcado en mi cama (…) Que era una perra, que era una mar***, que él se arrepentía de estar conmigo, que era una sucia y comenzó a golpearme la cara”, relato.

Pese a que intentó solicitar ayuda le fue en vano, “Yo alcancé a tomar el citófono y a gritar que llamaran a los carabineros (…) Él se sentó en un sillón y se burlaba de mí, me decía que nadie iba a llegar, que nadie me iba a socorrer y yo para retenerlo”, explico.

La mujer incluso interpuso una denuncia por violencia. Sin embargo, esta denuncia fue retirada más tarde gracias al miedo y las amenazas de las que seguía siendo víctima

No Comments Yet.

Leave a comment