Conoce la “estación fantasma” de la Línea 3: fue construida hace 30 años y no será utilizada

El día de hoy fue inaugurada la nueva Línea 3 del Metro de Santiago, con ella se podrá conectar a las comunas de Quilicura y La Reina en sólo 30 minutos. La construcción del servicio dio inicio en 1969, durante este año se iniciaron las obras del tramo San Pablo-La Moneda de la Línea 1.

Desde la fecha han sido siete líneas las que se han construido (1, 2, 3, 4,4A, 5 y 6), las cuales constan de más de 140 kilómetros de servicio en la que distribuyen 136 estaciones

Sin embargo, a pesar de no haber visto la luz, existen infraestructuras conocidas popularmente como “estaciones fantasmas” que han sido de igual modo construidas a lo largo de los años

Este término engloba tres diferentes conceptos: Estaciones que fueron construidas –en parte o en su totalidad– a las que no se les da ningún uso; otras que fueron proyectadas y luego canceladas y las que “nacen” producto de la especulación de la población.

La estación Libertad (o Yungay), es un ejemplo de esto, se encuentra en la intersección de Catedral con Libertad en Santiago Centro, su obra gruesa ya ha sido construida y formaría parte de la Línea 5. Sin embargo, nunca fue inaugurada

El motivo: se encontraba demasiada cerca de sus estaciones próximas, a menos de 650 metros de distancia. Además, en lo que sería el acceso a la estación fue construida una plaza

Del mismo modo, se construyó la obra gruesa para la estación Echeverría la cual estaría ubicada entre La Cisterna y San Ramón. En este caso el andén y pasarela están listas, aunque aún faltan muchas más cosas por edificar como las escaleras, ascensores, torniquetes y las boleterías.

Durante el 2012 el Metro explico que estas estaciones estarían a la espera hasta que “la demanda justifique su operación”. Así mismo, Fernando Rivas, quien para entonces era el director de Comunicaciones del Metro, asevero que “Metro no cuenta con estaciones fantasmas. Lo que existe es infraestructura en obra gruesa que se dejó proyectada por si a futuro la potencial demanda justifica la inversión y construcción de estaciones en esos puntos”

Estación Cal y Canto

Junto al tercer subsuelo del Centro Cultural Estación Mapocho, se encuentra esta estación que serviría como una conexión entre las Líneas 2 y 3. Sus obras iniciaron en los 80, sin embargo, luego del terremoto del 1985, el proyecto fue postergado.

Metro confirmo que, pese a estar en parte construida, su estructura no se utilizó para construir la nueva Línea 3, del mismo modo, agregaron que la estación Cal y Canto fue construida desde cero.

 El experto en Transportes, Carlos Melo, explico cómo esto se hace con el objetivo de disminuir costos “para amortiguar o disminuir los costos que tendría construir una estación en el futuro, se deja construida la obra gruesa junto con el túnel, pero la estación no se habilita propiamente tal como una estación”.

Señalando “Es lo que se denomina un costo hundido. Es una inversión que ya se hizo y no debería considerarse para ver si hacia el futuro conviene o no la estación”

ads

No Comments Yet.

Leave a comment