Hundió su yate para ahogar a su esposa y cobrar la herencia durante en la luna de miel

El hecho se produjo en 2017, cuando un hombre, Lewis Bennett, dio un aviso a la Guardia Costera de EE.UU, según el hombre, Isabella Hellmann, su esposa había desaparecido en el mar tras chocar con un objeto desconocido en las Bahamas mientras se celebraba su luna de miel

Sin embargo, aunque Bennett aseguraba desconocer qué había ocurrido con su esposa, las autoridades del FBI aseguraron que no existía ningún objeto en la zona con la pudieran haber chocado por lo que se inició una investigación para determinar que había ocurrido con la mujer

Las autoridades sospechaban que el hombre habría acusado la inundación a propósito, por lo que en un principio fue acusado de asesinato. Bennett se declaró culpable de homicidio involuntario. Sin embargo, nuevas imágenes han sido divulgadas por las autoridades estadounidenses

En ellas, se observa la embarcación con escotillas de escape abiertas y daños en ambos cascos, las cuales según los fiscales, habían sido causadas desde el interior del barco. Esto comprueba la sospecha inicial de los investigadores quienes ahora exigen una sentencia de ocho años para el hombre.

“Aunque nada puede borrar el dolor y el sufrimiento causados ​​por los actos criminales de Lewis Bennett, la Fiscalía de EE.UU. y la Policía esperan que la admisión de culpabilidad del acusado sea un paso hacia la justicia para la víctima”, declaro Ariana Fajardo Orshan la fiscal del caso

La historia del hundimiento 

En mayo de 2017, Bennett, de nacionalidad británica y australiana quien es un ingeniero de minas, emprendió un viaje por el caribe en compañía de su esposa, una Colombiana que desempeñaba como agente de bienes raíces, esto con la finalidad de celebrar su luna de miel. Dejaron a su hija pequeña con sus familiares en Florida.

Tras atravesar las Bahamas el hombre dio un aviso por su radio de emergencia. Luego de tres horas fue encontrado flotando sobre una balsa salvavidas cerca de cuba. El hombre relato a los rescatistas, como fue a dormir y dejo a su esposa vigilando en la cubierta. Pasado un rato escucho un golpe y noto como el agua entraba a la embarcación.

Un documento jurado firmado por Bennett dijo no poder recordar si llamó a su esposa. El hombre no encendió ninguna véngala ni dio aviso con su teléfono satelital

Pasado cerca de 45 minutos y después de subir a su bote salvavidas fue que dio aviso a las autoridades

Lo que genera mayor indignación es que se trataba de un hombre con una certificación de la Royal Yachting Association lo que lo certifica como un marinero con experiencia. Se trata de un adiestramiento en los que se les enseñan los protocolos de hombre al agua y seguridad en la navegación nocturna.

No Comments Yet.

Leave a comment