No aplicaron el protocolo contra el bullying: Se registra un segundo caso de suicidio en una institución madrileña

El bullying al interior de los centros educativos se hace cada vez mayor cobrando dia tras dias nuevas víctimas quienes, en ocasiones, no ven otra salida a su calvario más allá de recurrir al suicidio. Esta triste historia se repite una vez más, esta vez en la ciudad de Madrid, lugar en el que un joven de apenas 16 años se quitó la vida tras saltar del sexto piso del edificio en el que vivía

El joven tenía apenas un mes en su nuevo colegio, se había mudado recientemente de Galicia a Madrid tras la separación de sus padres, y le aseguraba a su madre que todo iba excelente dentro del plantel. Sin embargo, esto no era cierto y un buen dia no consiguió soportarlo más, luego de dejarle un mensaje a su progenitora en el que le decía “Me voy, me robaban, me hacen la vida imposible” decidió suicidarse

Vecinos del Barrio Usera, en la calle Nicolás Godoy, lo descubrieron mientras realizaba su primer intento y dieron aviso a las autoridades mientras intentaban detenerlo pero el joven se encontraba decidido

Sin embargo, los efectivos de seguridad llegaron tarde, tras ingresar al departamento solo alcanzaron a observarlo realizar su salto al vacío

Agresiones y abusos del boliviano

Tras iniciar una investigación, compañeros de clases señalaron a “el boliviano”, un joven de originario de dicho país, como el principal agresor, quien, con ayuda de otros jóvenes lo somete a un acoso constante

“El boliviano” no solo realizaba abuso verbal y físico sobre la víctima, en una oportunidad anterior había incluso robado sus llaves y teléfono celular. Además, el agresor es un joven que presenta varios expedientes abiertos debido a su mal comportamiento

Funcionarios policiales realizaron la detención del joven, a quien se le investigara para determinar si los abusos denunciados por sus compañeros son verdaderos

No es el primer suicidio registrado en la institución

Hace cinco años, el Instituto Ciudad de Jaén tuvo una historia similar. En la oportunidad, Arancha, una joven de 16 años, también decidió recurrir al suicidio luego de ser abusada durante tres meses por un compañero de estudio

Sin embargo, lo más preocupante para la población es que a pesar de haberse presentado este antecedente, la institución no aplicó un protocolo contra el bullying para evitar nuevos casos

No Comments Yet.

Leave a comment