Osvaldo Andrade (PS): “Yo me saqué la chucha en contra del modelo”

El expresidente del Partido Socialista y ex diputado, Osvaldo Andrade, explica la rápida irrupción de Paula Narváez como presidenciable del PS, en que señala que el apoyo de la expresidenta Bachelet fue clave. También, el expresidente de la Cámara Baja cuestiona la emblemática frase “no son 30 pesos, sino 30 años”, porque dice que todo comenzó mucho antes, en la lucha contra la dictadura. Y, finalmente, explica el impacto para su fallida reelección parlamentaria en 2017 que significó la polémica jubilación millonaria de su ex esposa. “Nunca había hecho una gestión, nunca nadie me preguntó, estaba separado antes de ser parlamentario, pero vaya uno a explicar eso a la gente”, dice.

Tras una irrupción “meteórica”, la exvocera de Gobierno de Michelle Bachelet, la socialista Paula Narváez, fue proclamada este jueves por su partido como abanderada presidencial, con apoyo transversal de las diversas y divididas facciones internas de la colectividad de oposición.

Entre ellos, la figura del exdiputado Osvaldo Andrade, quien, en entrevista con BioBioChile, explica el trasfondo de “unidad” que logró Narváez en un Partido Socialista que siempre figura tejido con diferentes corrientes, a veces lejanas, y en que, reconoce, el respaldo de Bachelet fue clave para llegar a puerto.

“Al poco andar también suscribió a esta solicitud la presidenta Bachelet, lo que le dio un carácter de hecho político sin lugar a dudas más sustantivo, más notorio, y que se debía derechamente a que Paula Narváez pudiera ser nuestra abanderada como precandidata presidencial”, describe Andrade.

También, el expresidente del PS habla sobre la relación del estallido social y el lema “no son 30 pesos, sino 30 años”, algo que Andrade cuestiona y no duda en contradecir.

“Es un despropósito político, porque la lucha por recuperar la democracia empezó el 11 de septiembre del 73 y hubo gente que dio la vida por ese esfuerzo”, dice.

En todo caso, Andrade dice que no postulará de nuevo a ningún cargo, que los cupos están para las nuevas generaciones, no obstante, afirma que la polémica por la jubilación millonaria de su exesposa, luego de su trabajo en Gendarmería, fue clave para que no resultara reelecto diputado en su distrito en la Región Metropolitana en 2017.

Abanderada

-Al final del camino presidencial, ¿Habrá unidad en la oposición y Paula Narváez podría representarla?
No digo que esto sea fácil, pero en política las cosas fáciles normalmente no existen. No lo logramos para la constituyente, porque hubo uno o dos partidos que desde el comienzo dijeron que no estaban en esa disposición. Sin perjuicio de que insistimos hasta media hora antes de la inscripción de las candidaturas. Pero hubo partidos que dijeron que no, que ellos entendían que era mejor ir separados. En consecuencia, no puedo adelantar que finalmente lleguemos con una sola candidatura a la primera vuelta. Tengo la impresión, y es una opinión a título personal, que el mismo partido que se negó a las primarias para la constituyente es probable que se excluya también de las primarias para elegir a un candidato presidencial único de la oposición.

-Para aclarar, ¿De qué partido habla?
Del Partido Comunista, sin lugar a dudas, desde el inicio dijeron que no estaban en disposición de hacer una candidatura única vía primaria para resolver el problema de los constituyentes y tampoco de los alcaldes. Y esto es de conocimiento público. No estoy sorprendiendo a nadie y no estoy diciendo nada que sea en el ámbito privado, siempre ha sido así y no entiendo porque ellos estarían disposición de cambiar de opinión, por lo menos, yo no lo he escuchado.

Factor X

-Hay un candidato como Daniel Jadue que está arriba punteando las encuestas en el último año…
De las encuestas lo único que puedo decir es que no hay ninguna que nos muestre lo que nos dice el 56% de la gente que no se pronuncia. En consecuencia, creo que esto está muy abierto todavía entonces para hacer patrocinio yo sugeriría que esperáramos un poquito. Hace 4 meses atrás no había ninguna duda de que el candidato de la derecha era Joaquín Lavín ¿Hoy día podríamos decir lo mismo? y han pasado tres meses desde entonces. Sugiero no hacer afirmaciones, porque después los hechos pueden ser otros, tengamos cierta cautela.

-Entonces, al posicionamiento en encuestas de figuras como Jadue, Jiles o Lavín, usted no le da valor al momento de proyectar los resultados que se vienen…
No le doy ningún tipo de valor cuándo cuando es 70 por ciento de la gente no sabe o no se pronuncia, ese es el dato decisivo. Entonces. cómo le van a dar valor a algo como dato definitivo, cuando hay ese nivel de incertidumbre. Por eso reitero, hay que esperar un poquitito, recién están vislumbrándose las candidaturas. Hace un tiempo atrás, teníamos tres o cuatro, ahora hay como 12.

-El caso luminarias respecto de Daniel Jadue, es como el factor X de su candidatura, lo golpeó fuerte…
No tengo ningún antecedente que me permita hacer esa afirmación. Sin embargo, sin lugar a dudas, es un dato que habrá que considerar y vamos a ver cómo se va desarrollando eso. En este país a veces esas cosas son decisivas y a veces no tiene ninguna relevancia, entonces es muy difícil concluir una afirmación categórica. Veamos cómo se desarrolla esto, es prematuro sacar una conclusión en una o en otra dirección, yo no tengo dudas de que estas cosas impactan, ¿Cuánto impactan? Está por verse, y por eso no me atrevo a hacer una afirmación ni de uno ni de otro sentido.

“Narváez cercana”

-¿Se atreve a decir que Paula Narváez será la próxima presidenta de Chile?
Ella es la gran alternativa para ser presidenta de Chile. Creo que hoy representa lo que Chile necesita. Es lo que la demanda social planteó, gente cercana. Gente que viva los problemas no que los reviva desde la teoría o desde la técnica, no que los vea desde lejos. Narváez tiene esa virtud, por eso es tan interesante cuando la gente conversa con ella, porque es cercana.

-Entonces, sí considera que será la presidenta de Chile…
Lo que pasa es usted quiere que le diga las cosas como usted quiere que yo las diga.

-Es una pregunta, ¿Sí o no?
Ella tiene una gran posibilidad de ser la próxima presidenta de Chile.

-Bajo la perspectiva de que terminó mal evaluada al final de su gobierno, ¿de qué forma considera que el apoyo de la exPresidenta Bachelet es decisivo?
El apoyo de la presidenta Bachelet es un apoyo total, una política del país que tiene adherentes y detractores. En Chile no hay monedas de oro. El respaldo de Bachelet es de una expresidenta y tiene ese valor. Pero Narváez, es Paula Narváez, o sea perdónenme, vayan presionando a Briones, porque Piñera si que anda mal en las encuestas. En consecuencia, todos los candidatos del oficialismo están en el piso, porque el Gobierno que tiene el 7% de apoyo y Bachelet nunca tuvo eso. Esto de la asociación mecánica es un profundo error. Por supuesto, la expresidenta tiene detractores, no tengo ninguna duda, pero ella marca más sin estar involucrada en eso. Y vaya que fue importante, si hasta se me plantea en esta entrevista.

No son 30 pesos, son 30 años

-Se habla que la Unidad Constituyente es similar a la exConcertación, por los partidos que la integran, ¿Qué piensa?
Mire lo que hace la diferencia es el liderazgo. Esta es la candidatura de Paula Narváez, no es la candidatura de un grupo de partidos. Para mí, pareciera ser que antes de los 30 años Chile no existía, se nos olvidó que había dictadura. Y esto lo digo con mucha propiedad, porque yo me mamé ese periodo, entonces ¿por qué me voy a comprar tan fácilmente esto de los 30 años? Bueno y antes de eso, ¿Qué? O antes de eso creen que estábamos en el paraíso. Pero, lo nuevo es el liderazgo de Paula Narváez. Ella dice que tiene vocación de transformación ¿Por qué no hay que creerle?

-Pero, hablemos de ese estudiante que se saltó los torniquetes del Metro, ¿Por qué debe creerle a Paula Narváez?
Es una feminista, no es solo mujer. No es mujer porque anda con falda, no, es porque es feminista, porque tiene una concepción al respecto. Es una persona de izquierda y de izquierda democrática y eso es interesante. Valora los DDHH. Tiene una vocación transformadora, porque piensa que hay que hacer parte de lo que demandó el estallido social y transformar eso en cambios. Si quieren que le hagamos un cheque en blanco no, lo hago al día, en política en esto siempre hay un margen. Siempre, en política no está Jesucristo.

-No hablemos de los manifestantes radicales, sino de los otras personas que están en las marchas, ¿cree que ella va a ser capaz de concitar ese apoyo?
Tiene que tener la capacidad de hacerse cargo de ese manifestante y también tiene que estar en la casa. Si Chile no es solo la marcha, es mucha otra gente también que está en su casa, mucho adulto mayor, mucha gente marginada. El desafío del liderazgo es que a propósito de esa demanda que se empezó en las calles que tiene la legitimidad, la transforme en una demanda del país. Y ese es el gran desafío de una candidatura, para ese desafío ella tiene convicciones.

-En la vereda de enfrente, al candidato de la centroderecha, ¿le convendrá recibir apoyo de Piñera?
No me dedico a la asesoría de los candidatos, pero tengo opinión política, lo que si puedo decir es que vislumbro que los candidatos de Chile Vamos se han alejado del Gobierno, por razones formales y por razones políticas. Cada vez que se trata del Gobierno, la andanada más fuerte proviene de sus propias filas. ¿Cuál ha sido el partido más crítico respecto a la salida de Briones del ministerio de Hacienda? La UDI. ¿Cuál ha sido la opinión más brutalmente crítica respecto a la candidatura de Desbordes cuando se sale de Defensa?, del propio Renovación Nacional. La derecha es caníbal, es verdad pueden llegar a acuerdos, pero es caníbal. Porque el concepto de lealtad en la derecha no existe, la idea de salir y arrancar, el concepto es se “aviva”.

Andrade sin cargo

-Desafíos parlamentarios ¿va a retomarlo?
No, la sociedad chilena expresó últimamente una opinión justa o injusta respecto a que se requiere una renovación completa del elenco político. Eso no tiene que ver con lo que a uno le gusta o no le gusta, tiene que ver con datos reales. Entonces le reitero, justo o injusto. Pero, puedo alegar lo de los 30 años, yo tenía 20 años durante el Golpe y alcancé a vivirlo y me mamé un año preso. Así que yo sé lo que fue luchar para recuperar la democracia. A mí los testículos me los quemaron no por ser lindo. Entonces, me duele mucho cuando dicen que “usted han administrado el modelo”, discúlpeme yo me saqué la chucha contra eso. Pero lo entiendo, por eso le digo justa o injusta.

-Entonces…
Fui ministro de Estado en una cartera de trabajo que, en mi opinión, fue exitosa. Fui presidente del PS 5 años y al partido le fue bastante bien. Fui diputado por 8 años y además presidí la Cámara. Llegó el momento en que hay que dar el paso, por lo demás, soy un buen abogado, me dedico a la cosa laboral, puedo opinar de la tranquilidad de que no estoy pensando en una candidatura. Estoy dispuesto a colaborar.

-En suma, le dio rabia lo de los “no son 30 pesos, son 30 años”…
No tiene que ver con rabia.

-¿Impotencia?
Es un despropósito político, porque la lucha por recuperar la democracia empezó el 11 de septiembre del 73 y hubo gente que dio la vida por ese esfuerzo. Entonces, que ahora vengan algunos y me digan que fue inútil porque todo esto empezó hace 30 años y el nuevo Chile empezó en esta fecha, encuentro que a lo menos no da cuenta de la realidad. Cuando escucho que dicen “ustedes no fueron capaces”, claro que no fuimos capaces, pero con permiso, si cuando decíamos algo, aparecían caras pintadas afuera. Claro, los que hacen esta crítica no vivieron eso, yo lo viví pues. Nuestra generación ya hizo la pega, nosotros recuperamos la democracia, yo con eso estoy satisfecho, ahora veamos.

Jubilación millonaria de exesposa

La polémica de la jubilación millonaria de su exesposa, ¿le afectó en su fallido reelección como diputado en 2017?
Por supuesto que me afectó, si yo saqué en la primera elección parlamentaria un 29% y en la segunda saqué un 31% y después de este problema saqué el 7%. ¡Por supuesto que me afectó! Pero, hay cosas que pueden ser justas o injustas, pero son. Tenía varios años separado de mi señora, años separado. No tengo nada que ver con la famosa pensión. Todavía su juicio está pendiente, a ella nadie le ha ordenado devolver, porque al mismo tiempo le deben, pero este es un tema que está en la Justicia y hoy en día no tiene pensión. Aún cuando yo no tenga nada que ver la gente se hizo un juicio. Y eso es imposible de cambiar.

-Fue un tema insalvable entonces…
Podría haber sido un chuchesumadre, podría haber dicho no tengo nada que ver. Pero, yo no soy así amigo mío. Estaba preso en Puchuncaví y a mi me iba a ver una niña que era mi polola, que iba de uniforme de colegio, ella hacía la cimarra en Talagante para ser preciso, se arrancaba del colegio y llegaba a la Vicaría porque ahí se juntaba con mi mamá para tomar una micro que las llevaba a Puchuncaví. Me veían una media hora y se venía y le sacaban la cresta. Esa señora, esa chiquilla, era mi señora. Entonces, hay cosas que uno en la vida no puede hacer, aunque sea crítico. Siempre dije que me parecía que esta cuestión era un escándalo. Nunca había hecho una gestión, nunca nadie me preguntó, estaba separado antes de ser parlamentario, pero vaya uno a explicar eso a la gente.

No Comments Yet.

Leave a comment