Violador condenado por abusar de su sobrina de 12 años dice que la niña abusó de él

   En un hecho insólito, el sujeto que ya está condenado por el abuso a la menor, quiso invertir los papeles sin detenerse en que se trata de una niña que, para el momento de los hechos, tenía 12 años. La defensa del hombre, evidentemente desesperada por encontrar algún argumento que facilite un fallo que reduzca al mínimo su condena cuando menos, presentó argumentos que, aunque fueron desestimados tanto por el juzgado como por el Ministerio Público, dejan un extraño precedente para este horrible delito en el intento de acusar a una menor abusada de ser la culpable.

Violador condenado por abusar de su sobrina de 12 años dice que la niña abusó de él

   Dadas las pruebas del caso que lo vinculan de manera física al abuso contra la menor, el hombre y su defensa argumentaron que dormía y que, fue en este momento en el que la niña se acercó, le tocó los genitales y abusó de él. 

   No hubo siquiera un intento de tejer algo lógico para semejante argumento, por esta razón, el ministerio público tardó más tiempo en escuchar la defensa que en desestimarla, aún cuando, intentaron crear una especie de imagen negativa sobre la niña, como si se tratara de una mujer adulta de conducta ligera.

   Durante el juicio, la defensa del hombre usó varios minutos para tratar de poner en tela de juicio y llevar a la evaluación del juez la conducta y cualidades morales de la niña, un recurso bajo que como ya se sabe, fue rechazado. 

    Con tantos casos de abusos de miembros de la iglesia, donde algunos de estos miembros del clero han argumentado cosas similares, no es de extrañar el rechazo inmediato que este caso y sobre todo la acusación del hombre ha despertado en la opinión pública. “¡Monstruo, descarado!” son los adjetivos más suaves que podemos encontrar en internet para referirse al sujeto. 

    Tanto la identidad de la menor como la del hombre (por la facilidad de establecer el vínculo hasta la niña e identificarla) se ha mantenido en reserva. Sin embargo, los familiares consternados por el hecho han contado con la justicia que a 3 años del hecho, ocurrido durante una reunión familiar cuando el enfermo pudo estar a solas con la menor de edad, lo ha condenado a 5 años de prisión.

   Lo peor del juicio ha sido el intento de atacar la imagen de una niña a sus doce años en aquel momento, pero la justicia ha sabido imponerse y el abusador ya está tras las rejas. 

No Comments Yet.

Leave a comment