Walker: “Si para que a nadie le falte agua debe ir en la Constitución, que esté como derecho humano”

El candidato a constituyente por Chile Vamos, Antonio Walker, se defiende de las críticas que hubo cuando era ministro de Agricultura por conflicto de interés vinculado a su propiedad, a través de una sociedad agrícola, de derechos de agua en el Maule, a la par de la tramitación en el Congreso del proyecto de ley de Código de Aguas. “Estoy de acuerdo con que a nadie en Chile le falte el agua y si para que pase eso hay que poner en la Constitución que el agua es un derecho humano, hay que ponerlo”, dice Walker.

En pleno proceso de definición de candidaturas constituyentes, donde asumió el desafío, el exministro de Agricultura, Antonio Walker, fue foco de cuestionamientos por un eventual conflicto de interés relativo a los derechos de agua con los que cuenta en una sociedad agrícola de la región del Maule, de la cual posee 21%, una quinta parte, precisó.

Que sea un bien a través de una sociedad agrícola y no como persona natural, para el exsecretario de Estado, es clave para que se conviertan en “fake news” los dardos que lo acusan, sobre todo en redes sociales.

“He sido víctima de una persecución política con una violencia verbal dura. Desmiento categóricamente lo que ha salido en redes sociales, es una ‘fake news’. Soy un agricultor más de este país. Para algunos, que yo sea así es un delito, para mí es motivo de orgullo”, dice Walker a BBCL.

El hermano del diputado de la DC, Matías Walker, renunció al ministerio para convertirse en candidato constituyente por Chile Vamos y asegura que está de acuerdo con que el agua quede conculcada como “un derecho humano” en la futura Constitución, pero no es afín a que exista una expropiación del Estado para tal efecto, porque asegura que la alianza público-privada ha funcionado en esta materia y el problema de la falta de líquido, principalmente en zonas rurales, se genera por una mala distribución, la cual sería, para él, responsabilidad estatal.

 

También Walker habla de su paso de tres años por la cartera, de su relación y la venia que le dio el Presidente Sebastián Piñera para ser candidato y negó que su gobierno se haya “tambaleado”, como dijo la expresidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe.

 

-¿Qué fue lo más complejo que enfrentó en el ministerio?

Me tocaron muchas cosas, aluviones del norte, temporadas de incendio, el año más seco de la historia de Chile, eso fue lo más complejo que me tocó vivir, yo le llamo la primera pandemia. Veníamos con una década de altas temperaturas y el año pasado fue el más seco, con una falta de precipitaciones nunca antes vista, donde no habían reservas acumuladas. Ver a los campos sin agua fue doloroso, se perdieron cultivos y producción. Pero, la resiliencia del hombre y mujer campesina me impresionó. De ahí sale que el gran legado que voy a dejar es la tremenda inversión en riego. Recibimos la Comisión Nacional de Riego con 50 mil millones de pesos y la llevamos a 140 mil millones de pesos. Lo que hicimos en riego, con apoyo del Presidente Piñera, fue impresionante.

-Cuando se va del ministerio, ¿Qué le dice el Presidente?

Aquí refleja la mentalidad grande que tiene el Presidente. Cuando fui a conversar con él, que estaba disponible para ir a la madre de todas las batallas, para construir la casa de todos, me dijo que tenía sentimientos encontrados, ‘estamos haciendo un gran trabajo en Agricultura, pero creo que si tiene la inquietud de representar a las 19 comunas de Maule Norte, lo apoyo’. El hizo este llamado el 12 de noviembre a escribir la nueva Constitución y nos incentivó a muchos para asumir esta responsabilidad. Me sentía con una responsabilidad gigante por votar apruebo, además de una asamblea constituyente, por eso también me sentía responsable de participar en este proceso tan importante.

De ministro a candidato

-¿Qué lo motivó a postular como constituyente?

Estaba muy realizado en el Ministerio, uno inmenso con 12 servicios, 16 mil personas y que cubre de Arica a Punta Arenas, donde tuve la oportunidad de recorrer Chile escuchando al mundo rural, a la gente del campo y formando una idea de lo que es la agricultura chilena y su potencial. Además, aportar mi experiencia de vida en El Maule, donde he estado toda mi vida, allí fue donde emprendí. Esas experiencias quiero aportar en la Constituyente, necesitamos que el mundo rural estén bien representada en la Constitución.

-¿Por qué votó apruebo y Convención Constitucional, si gran parte del Gobierno estaba por una Convención Mixta?

La mayoría de los ministros votó apruebo y asamblea constituyente. Tuve muchas conversaciones con muchos de ellos. Es respetable haber votado rechazo, habían dos posturas. En el Gobierno no hay órdenes del Presidente, se ejerce la democracia, se respeta la libertad de opinión de los ministros, aquí no hay órdenes, sino que cada ministro se podía expresar. Sentía que tenía que votar apruebo, porque tenemos una Constitución de hace 40 años y si uno ve la historia de Chile, van evolucionando porque la sociedad también lo hace. Creo que ésta, que yo he llamado la Constitución de la Dignidad, es fundamental para lograr paz social.

-Pero, la pregunta es ¿por qué opta por una CC y no por una mixta, que era la postura mayoritaria también en Chile Vamos?

Creo que la centro derecha en esto estuvo con distintas posturas, ambas muy legítimas, pero yo en lo personal pienso que necesitábamos una Constitución consensuada, participativa, para que el chileno de a pie, común y corriente, se sintiera participando en la construcción de esta casa común. Creo que la AC es la forma. Creo que esto es muy simbólico y estamos dando un paso muy importante hacia legitimar la Constitución, que, al final, crea bases comunes para que gente que piensa distinto se pueda entender.

Gobierno tambaleando

-La expresidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, dijo que el gobierno de Piñera tambaleó y estuvo a punto de caer, ¿eso fue así?

El estallido social y lo que vivimos el año pasado fue muy difícil, pero tenemos un presidente con una fortaleza que impresiona. No había trabajado con el presidente, pero nunca soltó el timón, nos daba ánimo a todos los ministros y nos decía que en los momentos más difíciles es cuando se ve el temple de las personas. Nunca lo vi titubear, siempre mantuvo el timón firme.

-Para que exista claridad, ¿nunca tambaleó el Gobierno?

Es que eso es no conocer al presidente. A mí me tocó estar estos tres años cerca de él, nunca tambaleó, siempre mantuvo el timón firme, nunca tuvo una cuota de duda, que aquí no se podía poner en riesgo la gobernabilidad del país. El presidente tiene una trayectoria democrática intachable.

-¿Cómo lidiará un independiente en un acuerdo electoral en que está el Partido Republicano que, al parecer, quiere conservar gran parte de la Constitución de 1980?

En Chile Vamos no está el Partido Republicano, quien ha sido oposición en muchos aspectos en los tres años que llevamos. La derecha dura es cada día más pequeña y ha quedado aislada.

-Pero, usted forma parte como candidato de un acuerdo electoral entre Chile Vamos y Republicanos…

Ellos presentaron muy buenos candidatos, creemos que para formar estas grandes mayorías políticas, todo caben, también hay un extremo en la izquierda que es muy dura y fuerte, bueno, si ellos son elegidos como constituyentes, vamos a tener que llegar a grandes acuerdos para escribir esta nueva Constitución (…) No estuve en las negociaciones, no estuve en las conversaciones con republicanos, pero a ellos se les pidió una lista, lo hizo con muy buenos candidatos, por lo tanto, se llegó a este acuerdo electoral.

Derechos de agua

-Hubo cuestionamientos hacia sus derechos de agua y usted señaló que no había conflicto de interés, dado que se estaba tramitando un proyecto de ley sobre la materia, ¿Qué responde a los cuestionamiento que surgen nuevamente ahora?

He dedicado mi vida al desarrollo de la agricultura, vivo en el Maule hace 32 años. Estoy orgulloso de transformar el agua en alimentos, en mucho empleo y en mucho desarrollo. Este país no puede ser gobernado por redes sociales, por movimientos que crean esta fake news, que realmente hacen daño, tengo que ser muy fuerte para resistir este ataque de este movimiento que me ha hecho una persecución. No tengo ningún litro por segundo como Antonio Walker, quien tiene aprovechamiento de agua es la agrícola, que están debidamente inscritos. La verdad es que esta agrícola ha sido un referente para la agricultura de Chile.

-Pero, ¿Podría aclarar cómo funcionan esos derechos de agua?

El agua es una alianza público privada. El agua que está en el río es del Estado, desde 1824 el Estado le otorga al privado un deecho de aprovechamiento del agua para un fin productivo, pero los particulares tienen que hacer las bocatomas, los canales y las distribución, por eso el Estado le otorga un derecho de agua a un agricultor. Cada agricultor tiene que inscribir ante la Dirección General de Agua esos derechos. El agricultor transforma esa agua en alimentos, eso hace. Y, yo soy uno de los más de 300 mil que hay en el país. Esa sociedad en la que participo tiene derechos de aprovechamiento de agua debidamente inscritos en la DGA.

-¿Cuál es su participación en esa sociedad?

Soy un agricultor más de este país, soy socio minoritario de una agrícola en que tengo el 21%, hay varios socios y en esa agrícola me he dedicado los últimos 32 años de mi vida a desarrollar en la comuna de Teno, Curicó y Río Claro. En la sociedad está David del Curto, que es una exportadora, Ramón Achurra, que también es un agricultor.

-Pero, pese a que dice que es socio minoritario, igual es dueño, o sea, igual a través de la sociedad tiene derechos de agua…

Pero, por supuesto, la sociedad tiene derechos de agua debidamente inscritos como corresponde a cualquier agrícola. Antonio Walker como persona natural no tiene agua. La que tiene estos derechos de aprovechamiento de agua es la agrícola, como la ley lo permite. Estoy orgulloso de eso, que para algunos es un delito, pero para mí es un motivo de satisfacción y donde me he realizado.

-Entonces, ¿había conflicto de interés cuando se tramitaba la ley y usted era ministro?

Vuelvo a repetir, no tengo derechos de agua como Antonio Walker, la agrícola es la que los tiene. Los videos que he visto son de una violencia verbal tremenda, donde se me ataca en una forma violenta, es muy grave inducir a la violencia, lo hizo Trump en EEUU ¿Quién responde si a mí me pegan un balazo en la calle? Lo injurioso es que se diga que soy dueño del agua de Chile y que con el agua que tengo podrían beber agua los 18 millones de personas.

¿Agua derecho humano?

-¿Qué quiere que contenga la nueva Constitución?

Llegó la hora de que hayan constituyentes que representen a la Agricultura, que representen al mundo rural y a las regiones. Lo que quiero representar en esta Constitución es que el agua en primer lugar es para el consumo humano, eso no lo dice y quiero que lo diga. También no dice que el agua es un bien nacional de uso público, tampoco lo dice y quiero que lo diga. También quiero que diga que todos los ríos de Chile necesitan un caudal ecológico para mantener la biodiversidad de las cuencas. También quiero que diga que la certeza jurídica para los derechos de aprovechamiento de agua son fundamentales para que haya producción de alimentos y también quiero que diga que el agua no puede tener fines especulativos, sino que fines, primero, para el consumo humano y, segundo, para un fin productivo.

-¿Está de acuerdo con que el agua quede conculcada en la Constitución como un derecho humano?

Estoy de acuerdo en discutirlo, porque el agua es vida y sin ella no hay vida, acaba de salir una resolución de la Corte Suprema que le exige al municipio de Nogales entregar 100 litros de agua por persona al día y Chile tiene una muy buena noticia, tenemos agua, y una muy mala, no hemos hecho las obras de infraestructura de distribución de agua en los últimos 30 o 40 años. Chile tiene 1.500 ríos, 101 cuencas, 84% de los glaciares. Estoy de acuerdo con que a nadie en Chile le falte el agua y si para que pase eso hay que poner en la Constitución que el agua es un derecho humano, hay que ponerlo. A Santiago, ni a las grandes ciudades, les falta agua, el problema es del mundo rural.

-Dicho lo anterior, ¿aunque se deban expropiar los derechos de agua que están en manos de privados?

Estoy en contra de eso. Estatizar el agua, ¿cuánto le va costar al Estado?, ¿cómo lo va a hacer? El Estado no tiene el capital para distribuir el agua, por eso hizo esta alianza público-privada. Un ejemplo, es Venezuela, donde el petróleo es del Estado, ¿cómo lo ha manejado? Nosotros tenemos que caminar a una alianza público-privada. En Chile hay un problema, que no es de falta de agua, sino que de distribución. Hay que hacer una alianza público-privada para hacer mucho más eficiente.

El exministro, ahora agricultor Walker, libre y voluntariamente, decidió ir a una elección y someterse a un escrutinio popular. Falta poco para saber si había agua en la piscina.

No Comments Yet.

Leave a comment